Project Description

Desde su creación, la Facultad de Psicología otorga a su Centro de Estudiantes espacios donde funcionan dos Cantinas (establecimiento comercial). Es importante destacar que esto no ocurre en la amplia mayoría de las Facultades, sino que se ordena por resoluciones emanadas de la universidad (Resoluciones Rectorales 1460/88 y 954/89) que indican las condiciones bajo las cuales deben realizarse las concesiones de los lugares gastronómicos de cada dependencia.

No obstante, es evidente que tanto el servicio como las condiciones de los espacios de cantina son sumamente deficientes y debe mejorar su calidad, ya que afecta directamente a quienes trabajamos, estudiamos, enseñamos e investigamos en la Facultad.

También, es indudable que todas estas falencias de larga data en los servicios de cantina no han sido responsabilidad alguna de la Facultad.

El pasado 5 de julio, el Centro de Estudiantes mediante una nota expresa la solicitud de que “la Facultad se pueda hacer cargo institucionalmente de las gestiones de las cantinas que funcionan en los espacios que la Facultad nos ha concedido”. En ella indican, además, la existencia de una deuda contraída por una suma total de $110,374. Esta situación, según las notas presentadas, es consecuencia del mal manejo y administración de los últimos años.

Frente a esto, y teniendo en cuenta nuestra responsabilidad en cuanto a los espacios mencionados, nos vemos obligados a hacernos cargo de los mismos conforme a la reglamentación vigente y las disposiciones de la universidad.

Dichas resoluciones, mencionadas anteriormente, establecen la premisa de que si bien los servicios comerciales no son inherentes ni competencia de las dependencias universitarias de acuerdo a su finalidad y funcionamiento, no están impedidas de autorizar a quienes estén en condiciones de prestarlos particularmente. En el mismo sentido, los convenios colectivos de trabajo vigentes no permiten que las Facultades puedan ejercer este tipo de actividades de manera directa.

En lo que respecta a la deuda indicada por el Centro de Estudiantes, no nos responsabilizaremos de la misma.

Sin embargo, por tratarse de una situación de emergencia y crítica, si nos haremos cargo de quienes trabajaban en los establecimientos comerciales actualmente. De esta manera, a quienes se encuentren en dicha situación (según el listado entregado), les invitamos a acercarse a la Facultad para que podamos organizar su contratación bajo las normas de la Universidad, por el plazo estipulado y en espacios de trabajo que sean acordes a su formación.

Esta tarea que nos corresponde asumir hoy está siendo encarada desde la perspectiva del consenso. Consenso que nos es anular las diferencias, sino estar abierto a la reflexión y construcción constante.